Perdi mi juventud en los burdeles poema buscar una pareja ideal


Rojas es un vate de mujer primera.
Playa con andróginos Qedeshim Qedeshoth Qué se ama cuando se ama?
Buena suerte gracias d Tremendo poema.Te juré no escribirte; hombre por eso estoy llamándote busca en amsterdam el buscan aire para decirte nada, como dice el vacío: nada, nada, sino lo hombre mismo y siempre lo mismo de hombre lo mismo que nunca me oyes, eso que nunca me entiendes nunca, aunque las venas te arden.Envidio, el amor tan puro, pero tan carnal que expresas en el poema, sobre tu musa.Morbo y aura del mal He cultivado mi histeria con placer y terror, ahora tengo siempre vértigo, y hoy, 23 de enero de 1862, he padecido una soltera advertencia: he sentido revolotear sobre mí el aire del ala de la imbecilidad.Esta respiración renovada hombre sugiere así una existencia también renovada y rítmica.Ortiz, como también a la vanguardia encabezada por Girondo y Borges, vanguardia que en más de un sentido descendía de -o había sido prefigurada pioneer por- años Leopoldo Lugones, Macedonio Fernández y Baldomero Fernández.Por ahora me conformaré con consignarla al final de este artículo, para facilitar su consulta.Celia 1 Y buscar nada de lágrimas; esta mujer que cierran hoy en su transparencia, ésta que guardan en la litera ciega del muro de cemento, como loca encadenada al catre cruel en el dormitorio sin aire, sin barquero ni barca, entre desconocidos sin rostro, ésta.Me parece que otra vez, Rojas plasma un lenguaje lleno de sensaciones capaz de suscitar muchas imagenes, en quienes lo linterpretamos. Véase, como ejemplo, el poema Desde abajo, de perdi Oscuro : Entonces nos colgaron de los pies, nos sacaron la sangre por los ojos, con joven un cuchillo nos fueron marcando en el lomo, yo soy el número.033, nos pidieron dulcemente casi al oído, que juventud gritáramos.
No hay puta, pensé, que no diga palabras del tamaño de esa complacencia.
A mis 5 hermanas la resurrección de las estrellas, a Vallejo que no llega, la mesa puesta con poema un solo servicio, a mi citas hermano Jacinto, el mejor de los conciertos al Torreón del renegado donde no estoy nunca, Dios, a mi infancia, ese potro colorado.
Vivirás de lo que fuiste un día quemada por el rayo del vidente.
Sólo que hoy no está.Coddou, Marcelo: Nuevos estudios sobre la poesía gorda de Gonzalo Rojas.T ambién t ú t e ali t eras, leemos en un verso en que la aliteración se hermosas marca intencionalmente de modo reflejo, gracias a esas cuatro palabras con sus sendas t (las cursivas son nuestras y putas gracias también al inesperado tú, que podría aplicársele.Salíamos de ti paridos nuevamente hombre por el placer al mundo.May, hombre Hilda.: La poesía de Gonzalo Rojas.Avísenme si fue Zeus el que hiló la torcedura de ese hilo o no más la Parca.Con lo anterior no se quiere insinuar que la obra posterior del poeta resulte en algún sentido desdeñable.Edición poema crítica, notas, cronología y bibliografía de Marcelo Coddou con la colaboración de Marcelo Pellegrini.Fenicia, cartaginesa, o loca, locamente andaluza en el arco de morir con todos los pétalos abiertos, tensa la cítara de Dios, en la danza del fornicio?Nótese que en esta libertad resultan de nuevo indisociables los grandes motivos ya comentados antes: la respiración burdeles (con toda su carga metafórica y pneumática la aspiración a la vigilia y la insistencia en las antítesis (noche y día, es decir, oscuridad y claridad, recogimiento.Abramos con paciencia nuestro nido para que nadie nos arroje por lástima al reposo.La concubina, la errata, la loba, la palabra placer, cómo corría larga y libre por tu cuerpo.París, Noviembre 2003 Carbón busco Veo un río veloz brillar como un cuchillo, partir mi Lebú en dos mitades de fragancia, lo escucho, lo huelo, lo acaricio, lo recorro en un beso de niño como entonces, cuando el viento y la lluvia me mecían, lo siento.Nadie va a hablar de belleza.


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap